miércoles, 31 de diciembre de 2008

Los tiempos que corren...

Otro año más. Otro año menos. De nuevo el qué va a ser de mi, otra vez miedos y anhelos a partes iguales. Ningun propósito salvo ser feliz, pero ser feliz de verdad, de estar lleno de felicidad hasta las orejas y que se te vea en los ojos (ahora tendria que decir"como cuando estaba en Florencia", pero duele). Y es que odio estar sumido en este estado de vaivén constante, de tocar el cielo un dia y al siguiente sufrir una caida libre a la velocidad de la luz. Lo odio, como odio los ataques de nostalgia que te dan una bofetada en la cara periodicamente a sabiendas de que no es algo que puedas solucionar a la ligera, ni pronto. Es mala epoca para ponerse a recordar y a echar de menos. Y no tengo motivos de queja si no todo lo contrario, en este año que lo ha sido todo para mi, que he viajado tanto, que he ganado tanto, que he conocido a tanta gente especial que ahora forman parte de mi vida y que me he conocido más si cabe a mí y a mis limites. Que a veces mi vida este año parecia como si estuviese dentro de una pelicula y quiero que continúe esa sensacion, no es de sentirme especial, no es eso, es de sentirme haciendo lo que creo que tengo que hacer en el preciso momento y en el lugar adecuado, el carpe diem memento mori y toda esa historia pero improvisando. Aun asi tengo la certeza de que el 2009 será muy especial, que pasará rapido y que en nada seré aquello que siempre he soñado, que tal vez este año sea el año en que te encuentre o que me deje encontrar, que cogeré algun avion y huiré todo lo lejos que se pueda si lo siento asi, que seguiré tonteando con la idea de salvar el mundo y sonreiré, sonreiré mucho o eso espero.





Hola. Soy yo. Hoy me siento como si me robasen algo. El mejor año de mi vida, que se me escurre entre los dedos. Si lo sé, que vendrán mejores, que lo mejor está siempre por venir. Pero tengo todo el derecho del mundo a sentirme así, no sé, no es triste, es...raro por dentro, como si me metiesen una mano y me removiesen por dentro. Y ya soy mayorcito aunque me sigo haciendo un lio muy frecuentemente, aunque no lo demuestre o me cueste demostrarlo. Y me sigue pasando y aunque sabes que algo tiene que acabar, lo ases con fuerza esperando que ocurra algo, alguna solucion de esas de cuando eras todo inocencia y podias sobrevolar África poniendote un sombrero y abriendo los brazos subido a una silla del salon...






Que tengan ud un feliz año y una muy feliz vida. Que lo mejor esta por venir, eso siempre.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Everyday I love you less and less


Te levantas a las 10 dispuesto a comerte el mundo (o al menos intentando que el mundo no te coma a ti), ducha y paseo hasta el centro para sentarte viendo a la gente pasar mientras llegan dos amigos. Como ha cambiado todo, que multiculturalidad. En 10 minutos cuentas mas de 8 nacionalidades distintas a simple vista y otros tantos carritos de bebé con sus felices padres llevándolos. Que se pasa el tiempo y la vida así casi sin darnos cuenta. Y desayuné con un par de amigos haciendo tiempo hasta la 1 que teniamos una reunion en al Ayuntamiento, en el Salon de Plenos, que cosas. Nos reunen a los erasmus de este año y del pasado para cumplir una de esas promesas electorales y reparten una remesa de 12000 euros entre todos en funcion de los meses de estancia en el extranjero. Aunque sea poquito dinero, a mi me ha caido del cielo porque no sé si lo he contado por aqui, pero Noviembre fue ese mes en el que rompi el cristal de una mesa, mi camara de fotos, la cisterna del lavabo y confirmaron que mi portatil nunca mas funcionará. Saldré adelante de alguna forma. Y del ayuntamiento a la plaza mayor para juntarnos todos estos erasmus alrededor de unas tapas y cervezas. Experiencias, aventuras, miedos y recuerdos. Y por la noche, cena de empresa con mis amigos de siempre en el bar de siempre. Uno que ya es ingeniero, otros que tardaran, yo que AUN NO SÉ QUE ESPECIALIDAD VOY A ELEGIR, proyectos, vertigos y alegrias casi a partes iguales. No seria cena de empresa sin cafe, copa y puro, como siempre. Y asi fue. Al salir de alli, despues de darle un beso a la cocinera que nos mima cada año más y de los chupitos de rigor, llueve. Llueve una suave cortina de agua que parece que no pero moja. Y bajamos a los bares de siempre cantando y contando tonterias barias. Yo que me resbalo mil veces desafiando a mi suerte y justo cuando digo "ya veras tu que al final me caigo" voy y aterrizó con mis posaderas y ambas manos. Chicos, las converse grises seran muy bonitas, pero son un arma de autodestruccion si se mezclan con agua y alcohol. Pese a todo, solo tengo un monton de risas y dos heridas en la palma de la mano izquierda. Sobreviviré. Y de los bares a mi casa a las 7 de la mañana, con un frio que helaba el agua que antes me habia hecho caerme. En coche, 7 personas, repartiendonos por todo el pueblo. Cai fulminado en mi cama mientras Lua me ponia mala cara desde la puerta. Como consecuencia de todo esto: un dolor de garganta como si de puñales se tratasen, dolor de cabeza y mocos por doquier, o lo que viene siendo un resfriado junto a una resaca. Dos dias despues, aun sigo aqui medio muriendome, llegando a la conclusion que soy muy mal enfermo, viendo Wall-e por segunda vez y leyendome el ultimo de Harry Potter cuando deberia estar estudiando Cardio-Neumo y Preventiva. Entre que el universo me odia y que el espiritu navideño este año no se ha asomado, pues aqui seguiré vigilado el frente, aun sin sitio para celebrar la nochevieja aunque dadas mis lamentables condiciones de salud... y a que estoy de un antisocial que asusto (para muestra, he dicho que no a una cena de mi generacion del instituto pero me parecia algo estupido juntarnos los que nos vemos siempre para hacer algo asi, sin avisar a los que de verdad hace mil que no veo...y esta muy pensada mi decision, eh) probablemente es fruto del vertigo que da que se acabe este año, probablemente.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

All I want for Christmas


Y de nuevo Navidad y a mi que esta vez me ha pillado de sopeton, mirando para otro lado y con espiritu navideño en numeros rojos. Pese a todo, en pocas horas estaré con media familia reunida alrededor de una mesa en casa de mis abuelos y con la chimenea al fondo. Disfruten todos de estos dias en familia, sonrian, canten, den abrazos y coman dulces con moderacion que luego os pasa como a mi y tienen q quitaros un par de muelas del juicio... Sed felices, eso sobre todo y siempre (que Navidad es todos los dias y a veces se nos olvida). Feliz vida

sábado, 20 de diciembre de 2008

Si te dicen que caí


Estoy en casa. Supongo que mi casa siempre será ésta, donde puedes encontrar mis libros colocados en la estanteria, los albumes de fotos, las cajas llenas de mil y una cosas que ordenaré el día menos pensado, el cartel azul del tren de Oslo, el peluche del Koala y un sombrero mexicano. Todo. Se me hace raro estar aqui y hablar con mis amigos de siempre por el telefono como si nada quedando para ir recogiendonos casa por casa para tomarnos unas cervezas dentro de un rato. Como si no hubiera pasado el tiempo, pero si que ha pasado. Mas viejos, mas gordos, con menos pelo. Me acuerdo que el profesor de Antropologia nos dijo en Primero que nos hicieramos una foto y que la comparasemos con otra al acabar la carrera. No hace falta que espere hasta el ultimo día. Sus pronosticos se han cumplido y las entradas en el pelo ahora son recibidores y los michelines que acumulan un año de pasta y pizza van cediendo muy poco a poco. Las arrugas, fijate tu, es algo que no me preocupa. Será que tiendo a cerrar mucho los ojos al reirme y se me dibujan arrugas en ojos y comisuras labiales. De siempre. Facialmente demasiado expresivo, lo cual es un toston porque no soy capaz de disimular cuando me aburro... Ayer, por ejemplo, me aburri mucho en el autobus de camino a casa. Llegue con dolor de espalda tras haber atravesado tres provincias y un paisaje nevado hasta donde pone el cartel de Murcia. Así que aqui estoy, anudando la bufanda al cuello y cogiendo el abrigo. (17 horas mas tarde)

Epoca de reencuentros y de hablar sin parar. Mi grupo de amigos Untouchables somos 6 y de los cuales a dos no los veia desde que fueron a verme a Florencia y otro pese a estudiar en mi facultad ha sido bloqueado por la actitud de la mujer que comparte su vida. Los otros dos comparten piso conmigo. Y al juntarnos nos dimos cuenta de como ha cambiado todo. Han cerrado dos bares de toda la vida. Es como si prendiesen fuego a la casa de tu infancia o a una caja donde guardas tus sonrisas o algo similar. Los otros dos pubs situados en la misma calle que soliamos ir alternando ahora estan colonizados por quinceañeros y ponen musica disco. Horrible. Asi que en la desesperada situacion, nos vamos a otro pub normalmente reservado para gente mas mayor y resulta que es donde han migrado todos los de mi generacion mas menos 3 años que estudian fuera. La cerveza esta bien de precio y ponen a Calamaro justo al entrar. No estuvo mal la noche. La de gente con la que tuve que pararme a hablar. Que tal todo cuanto tiempo que especialidad vas a hacer. Y yo que coño sé. Al final nos metimos en la discoteca tras bebernos una botella de vodka negro a chupitos. De donde salio la botella es un misterio que nunca podré resolver. Y en la discoteca mas gente conocida, propuestas de cenas de reencuentro de una generacion, calor y un rato que les dio por pinchar grandes temas de los 60 en español. A las 7 y con un frio que podia matar a cualquier ser vivo, llegué a casa y me meti en la cocina. Lua apareió por alli regañandome. Es el momento de dejarme morir en mi cama. Claro que no contaba yo con que a las 12 me despertaria el ruido de la aspiradora y que Morfeo ya me dejará a mi suerte. No hay mal que por bien no venga, asi que me he dejado caer en el sofa liandome en una manta mientras la television me vomitaba imagenes. Panettone para desayunar, eso si. Puede ser que el resto del mundo me vea como un maniatico, yo lo que digo es que en mi casa se comerá panettone cada Navidad. luego vendria una paella riquisima (no se me habia olvidado que los domingos en casa suele haber paella, las cosas importantes no se olvidan).
Y tras el cafe mi sesion de Heroes dado mi restraso en estas dos semanas y las ganas de seguir viendo mas capitulos que me quedó ayer. Señores, Sylar es Dios. Y no quiero ser spoiler, ni tan si quiera se si la gente que lee esto ve Heroes, pero espero, tengo fe en que el radical final de la tercera temporada no será tanto en realidadl en el comienzo de la 4ª temporada q empieza en febrero. No puede terminar asi, no se lo merece. Y bueno, mientras escribo esto el Almeria me esta dando un nuevo disgusto futbolisticamente hablando y no soy capaz de borrarme Twin Peaks de la cabeza. La habitacion roja, entender el por qué de la portada del Relax de Piratas o lo verdaderamente erotico que es ver a alguien hacer un nudo con el rabito de unas cerezas en la boca...Tengo que ver la segunda temporada ya o moriré. Bueno, ya iba a morir mañana cuando me levante temprano para empezar a estudiar Preventiva o Medica 3 (aun por decidir). La vida, que le da por apretar a veces. Pero feliz, eh. Prometo escribir algo mas ordenado y coherente otro dia.
Por cierto, tú que lees esto y has llegado hasta aqui, si tuvieses que elegir entre poder volar o ser invisible cual seria tu eleccion?

domingo, 14 de diciembre de 2008

Si yo tuviera una escoba...

Supongo que mi infancia ha estado marcada por la presencia de música en casi todos lo momentos, ya fuese de uno u otro modo. Creo que doy por hecho que a todo el mundo le ha pasado lo mismo y me sorprendo cuando alguien no conoce a una tal Cecilia que cantaba aquella cancion en la que la mujer sonreia leyendo cartas de amor de un anonimo o cuando me dicen que qué raro soy por saberme entera la letra de la Motocicleta de los Bravos o algun que otro tema de los Sirex o grandes canciones para ir a la playa como el María Isabel. Doy gracias a mis padres por ponerme música, empezando por los Beatles y terminando en la cancion protesta andaluza de Agua Viva o Jarcha. Tal vez me hubiese gustado vivir en aquellos 60-70 y poder sentir así las ganas de cambiarlo todo. Es extraño, pero a veces añoro cosas que no me han pasado.
Toda esta palabrería barata, y sin animo de ofender ni de obligar a nadie a educar a sus hijos de una u otra forma, era solo para decir que me emocioné cuando me llamaron por telefono desde un concierto en el que versionaban el Veo Visiones de Los Gritos. Yo, mientras, estaba manteniendo una conversacion muy simple con el amigo de un amigo haciendo tiempo mientras que mi compañero de piso se duchaba y a mi se me abolían las ganas de salir. De bien nacidos es ser agradecidos y si un detallazo asi me arregló el día más.Tengo un monton de cosas que contar y mu poco tiempo. Esta semana estuve rotando en un Centro de Salud. En 4º debería haber rotado por Atencion Primaria y tal, pero recordemos que tuve la suerte de que me mandasen a Cuidados Paliativos y que en este servicio nadie se quiso hacer responsable de mi. Asi que, señoras y señores, esta semana habrá sido la unica toma de contacto en 6 años con algo tan importante y base de nuestro sistema sanitario como es la Medicina de Familia, desprestigiada e infavalorada. Yo encantado con el médico que me ha tocado aunque no haya gozado de un horario cómodo como el resto de mis compañeros o me hayan firmado la ficha de practicas el primer día seguido de un no hace falta que venga ud más por aqui. Jornadas de 10,30 a 8 de la noche con visitas a domicilio incluidas. Me han dejado auscultar, tomar tensiones, explorar, jugar a ser médico y hablar con los pacientes. Hacer algo tan importante como una historia clinica es algo que todo estudiante de Medicina deberia saber hacer al terminar la carrera y sé que no es asi. De todas formas no quiero alarmar a nadie respecto a nuestros médicos puesto que la formacion es buena en este el nuestro país, aunque ahora nos quieran "equiparar" al resto de europa. A lo que iba, que me desvío. He visto como se trabaja en un centro de salud, viendo a 40 pacientes en una mañana, dando buenas y malas noticias, abrazando al paciente que lo necesita y regañando al que se lo ha ganado. He tenido la oportunidad de escuchar batallitas de alguno que otro que esta en el proyecto de desintoxicacion con metadona (ves estos nueve puntos en la ceja? Fue porque me echaron algo en los 4 cubatas la otra noche. Yo, que soy de botella y media), he ayudado a curar heridas y a poner inyecciones a niños pequeños de esos que le despiertan a uno el instinto paternal hasta niveles insospechados, he estado en la consulta de vacunas y en la de salud de la mujer, ademas de estar todos los dias en la consulta normal, la del medico de cabecera de toda la vida. Curiosidades?Un monton. Malos ratos? Uf, o más. Risas y alegrias? Pues bastantes. Dentro de la gran cantidad de momentos que tengo y debo guardarme para cuando los necesite, destacaría la muchacha que tenia en su historia Disnea en los días de lluvia y que vino con su madre para que le recetaran la pildora anticonceptiva, a sus 16 años. La madre solo podía decir que aquello le desbordaba pero que tenia que hacerlo. Supongo que se podria debatir largo y tendido sobre si es mejor asi para que la niña no llegue a casa un dia con un embarazo o si se esta juventud va cada vez mas adelantada para unas cosas y mas atrasada para otras. Yo con 16 años tenia la cabeza llena de pájaros, lo digo asi de antemano. Otras cosas a destacar son la cantidad de gente que esta sola y solo necesita alguien con quien hablar, lo solos que estan algunos de nuestros mayores, la cancerofobia que tienen unos y la dejadez de otros. He visto dar malas noticias y a la señora aguantar el tipo hasta no poder mas y romperse a llorar, teniendo que ofrecerme para acompañarla a pedir cita con el neumologo. He visto a gente exigir farmacos y tratamientos, obligar al medico a firmarle partes de baja o de minusvalia, despreciar el diagnostico del medico y tambien estarle muy agradecido por su labor. Lo bueno de la medicina de familia es la relacion medico-paciente que se crea, pudiendo tener una continuidad, un seguimiento completo. Tambien creo que hay medicos de familia que se lo curran mucho y otros que pasan. Lo bueno, ver al paciente como un todo. Estamos aqui para ser buenos médicos y no medicos buenos. No se puede ver al paciente como un cliente ni como un estómago a operar. Somos personas, somos algo. Y yo, que no sé si seré medico de familia ni que hacer con mi vida asi a grandes rasgos, no he sido capaz de descartala. Quiero ser medico ya.
El viernes a ultima hora, llego mi momento: la foto para la orla. No me gusta como salgo. Mete riñones, gira la cabeza, sonrie más y más y más. Uffff. Supongo que dentro de unos años, pongamosle 10 o 20, me hara ilusion verme... Y tras salir de la tienda de fotos, casi sin tiempo, al concierto de Marwan en la Tertulia. Gratamente sorprendido. Vi el concierto desde un lugar privilegiado, ese desde el que parece que te cantan solo a ti y que no hay nadie mas en la sala. Este hombre tiene un directo muy entretenido. Se le ve majo y muy cercano. Yo creo que gana bastante a guitarra y voz que como en el disco, pero oye, para gustos colores, que mi color favorito es el negro y no por ello soy mejor ni peor que otro, digo yo.

Y para terminar, un agónico domingo. He contado 13 canciones dedicadas al ultimo dia de la semana. Mi semana ha terminado viendo la nieve caer tras el cristal de la ventana. Todo frio estos tiempos que corren. Menos mal que alguien le tiró sus zapatos a Bush, a ver si un día de estos le da al Mundo por ser un lugar mejor, porque no sé si tendré hijos, pero me gustaría que viviesen en un lugar un poco mejor. He dicho.


lunes, 8 de diciembre de 2008

Dices que tengo el cenizo y me persiguen las tormentas


Otra vez Diciembre.

De por si, este mes, no me desagrada, pero le estoy cogiendo manía. Hombre, tiene la Navidad y tal que de por sí me gusta, pero me pone triste, es más, de un triste extraño que mina mis ganas de hacer algo salvo llenar mi garganta de hojas secas hasta que no entre el aire, sí, supongo que está bien descrito.
Terminé Noviembre con una sonrisa que parecia inquebrantable, perenne y al día siguiente ya todo empezó a ir mal. Las clases cada vez mas tediosas (me interesa lo que se dice, pero no como lo dicen y terminan aburriendome fruto de una falta de didáctica o de empatía por parte de los profesores para con los alumnos, que al fin y al cabo somos futuros medicos y personas, no maquinas de preparar examenes tras engullir apuntes al kilo), prácticas que no tengo, falta de tiempo para estar con la gente (o falta de tiempo de la gente para estar conmigo), caras largas y rutinas, apuntes que se acumulan, mirada puesta en e,l horizontes y el horizonte cubierto por una niebla densa. Horrible. Y en un alarde de valentía me dispuse a limpiar el salón (en vistas de que nadie estaba dispuesto a limpiarlo y yo fui el ultimo que lo hice y eso fue...ejem...antes de irme a Paris) y el cristal de la mesa se parte cayéndome sobre el pie. Que no me corté, con lo cual el hecho en sí pierde toda la alarma y gravedad, pero me dolió (en el pie y por dentro). Al día siguiente fui incapaz de ir a clase por una astenia que me obligó a meterme en la cama a mirar el techo. Al día siguiente igual, pero fui a clase arrastrandome y obligandome. La rubia que reparte el 20minutos me da los buenos días y sigo pensando que me hace ojitos. Las clases de nuevo para echarse a llorar. Me proponen no ir a clase. Acepto sin pensar. Voy a una exposicion llamada La piel en la mirada en la cual se trata el desnudo humano como arte y en ningun momento habia dudado de esa afirmacion. Somos arte de por si, pese a nuestras cicatrices, virtudes y defectos. De la exposicion a comer rapido en una pizzeria napolitana. Huele a Florencia y me inunda una alegria enorme por lo vivido. De ahi a la parada del autobus con mi maleta, vuelvo a casa. El billete, comprado el dia antes para evitar problemas. Y comienza el momento culmen, el sumun de mi mala racha. No pasa ningun urbano para llevarme a la estacion de autobuses. No, no pasan. Pasa uno pero no para porque va lleno de gente y justo detras otro. Mmm, se me hace tarde. Pasa uno y una pija con su enorme maleta (cuando digo enorme quiero decir rozando los limites de maleta mas grande del mundo) bloqueando el paso por cualquier direccion. Nunca llegué a subir a ese autobus, puesto que la muchacha impedia el paso y habia mas gente. Me voy corriendo a otro que acaba de llegar. Es una imagen entre deprimente y absurda ver a todo el mundo pelearse por entrar en el urbano. Entro. Tengo que aguantar comentarios absurdos, burdos, fuera de lugar de gente que nos obliga a los que acabamos de entrar a irnos a la parte de atras del autobus donde hay sitio. Es muy logico, si, si no hubiese un tapon de 20 personas con sus 20 maletas ipidiendome el paso. A la mierda. Y como el que atraviesa la jungla con machete en mano, voy dejando atras gente y maletas para colocarme en la parte de atras del autobus y permitir que pueda entrar la gente. Aun asi, el tapon de gente siguió en su sitio, tal vez porque la naturaleza humana es así (de triste). Y escuchando comentarios de gente que se aburre en el autobus, yo ya no llegaba a tiempo. Señora, callese que mi autobus salia a menos cuarto y ya son menos 10, asi que callese, por favor. Llegué a en punto. Ni rastro de mi autobus. Llamo a mi casa y el comentario es mas desmoralizador aun. La cola para sacar billetes llega hasta la puerta de la estacion. Horrible. Busco combinaciones. A la media hora, tengo otro billete, pero para dentro de dos horas y que tardará el doble en llegar a mi casa. Es lo que hay. Y me hago mi regalo del dia (como dice el agente Cooper de Twin Peaks) que es un cafe con leche sentado tranquilamente leyendo. El que no se consuela es porque no quiere. Eso no es verdad. Mi nuevo autobus llega con 30 minutos de retraso. Por si fuera poco, mi asiento estaba ocupado. Y suelto un Perdona, este es mi asiento, el 48. Yo tengo el 47...y el de al lado tenia tambien el 47. Mmmm, tranquilo, eh, que ya me busco yo sitio. Tuve que ir 4 horas en el asiento del medio de la ultima fila rezando porque nadie lo tuviera reservado. Hay que añadir, que me quedé sin bateria en el movil y que estaba rodeado por gente que hablaba lenguas extrañas que no entendia... Llegué a mi casa a las 10 de la noche, arrastrando los pies y maldiciendo mi estupida existencia.

Asi que este puente...en casa, en mi cama, con mis cosas alrededor intentando no desafiar a mi mala suerte. Suerte? La suerte no existe, es todo debido al azar. El azar es un hijo de puta. Asi que yo, que creo en el azar, digo que no puede seguir perjudicandome eternamente, que no es algo determinado ni acumulativo, que no hay mal que cien años dure, que el viento cambiará de direccion el día menos pensado. Una cosa buena de irme a mi casa este puente, a parte de estar con la familia, pasear por la playa un rato, achuchar a Lúa y jugar con ella cuando no duerme, han sido mis horas en autobus en el viaje de vuelta. Sí, uno es asi de raro. Paisajes nevados, niebla, lluvia, sol, lluvia y más lluvia. Mientras, yo leía La trilogía de Nueva York de Auster, comprado en Madrid aquella semana que estuve en Septiembre. Lo tenia abandonado y me lo he leido casi por completo durante este viaje. Tiene un final que te deja una sensacion curiosa, alegre por estar vivo aunque el libro no sea alegre de por si. Me ha encantado. Es uno de esos libros en los que tienes que subrayar frases aunque odies escribir en los libros, que te toca por dentro, que sabes que lo tendrasque releer desde el preciso instante en que lo terminas. Tal vez sea porque necesitaba una historia como la del ultimo relato mientras fuera llovia y en mi mp3 sonaba la musica que me apetecia y venia bien al momento en si. Hace ya 4 horas que me terminé el libro y aun sigue martilleandome la cabeza, siguen cruzandose dialogos y sigo dandole vueltas a mas de una situacion. Asi soy yo, que cuando algo me gusta, me emociona, estremece o llama la atencion, se me queda dentro de la cabeza durante mucho tiempo. Me pasó con la Historia Interminable de pequeñoy el Principito de grande, me pasó con Cancion nº 0 y Casi Carolina de Carlos Siles, canciones q no tengo en mi poder pero que no puedo dejar de cantar, asi de simple, me pasa con Casablanca cada vez que la veo y me pasa con algunas que otras cosas más pero no es cuestion de aburrir al personal. Si has llegado hasta aqui leyendo, enhorabuena. Solo necesitaba sacar esto de dentro, estos dias, que no me encuentro si no que me desdibujo. Que a veces me siento muy vivo y otras solo quiero meterme un par de dedos en la boca y vomitar hasta que no quede nada dentro. Son tiempo raros los que vivimos, los que vivo.







"La vida, nos arrastra de muchas maneras que no podemos controlar y casi nada permanece con nosotros. Muere cuando nosotros morimos, y la muerte es algo que nos sucede todos los días." Paul Auster en el relato La habitación cerrada de la Trilogia de Nueva York

lunes, 1 de diciembre de 2008

Não Afastes os Teus Olhos dos Meus

“Nascer pequeno, e morrer grande, é chegar a ser homem" Padre Antonio Vieira



Fueron días de risas y alegrias por seguir vivo estos ultimos coletazos que dió Noviembre. Muchas horas de autobus callando conversaciones dignas de peliculas de terror a golpe de canciones vomitadas por el mp3.Visita fugaz a Sevilla comiendo con antiguos compañeros de batallas fiorentinas y ahora de la vida en general y de ahi a Badajoz para asistir a un concierto de 3 horas de Ismael Serrano. Impresionante. Me quito el sombrero ante este hombre que es capaz de emocionarme, entristecerme y alegrarme con su musica. Senti como si me removiesen por dentro al escuchar Vértigo y me encantó que cantase Ana. La atmostera, la atmosfera que crea es increible. Durante el concierto, pensé que estaba cerrando un circulo, sí. Mi primer año de carrera asistí a un concierto suyo (primero y unico al que habia asistido hasta la fecha) y ahora que "todo" se acaba voy a otro. Quizá un dia me lo cruce por la calle y le de un abrazo seguido de un gracias por todo. Bendita la hora en que casi obligué a mis padres a que me compraran el disco cuando tenia 14 años. Lo que me impulsó a su musica?Ni idea, pero fue el principio de muchas cosas. Así que, circulo cerrado.

Al día siguiente, en coche rumbo a Lisboa con un taper de Cous-cous y pollo a la moruna, el cual seria paseado por todo el Barrio Alto durante esa noche. La vida.
La playa de Caparica estaba antes de entrar en la ciudad. Hacia frio y viento, la playa es inmensa, a mi camara de fotos le dió por suicidarse. La vida, sí.
Luego vendría Lisboa tan decadente y envejecida pero a la vez increiblemente bonita. Sus calles, su olor a mar, el lastre triste de su gente en una aparente constante melancolía que me recuerda, a veces, a aqui el que escribe. La ciudad pateada de arriba a abajo de dia y de noche. Me vuelvo enamorado del Barrio Alto y de la Torre de Belem y de un mapa dibujado en el suelo y de miles de rincones. La gastronomia portuguesa...ais, ese mundo...pasteles de Belem, bacalao a la dorada, el piri pri (el cual aprenderé a hacer, lo prometo). Me da rabia decirlo, pero creo que tengo que volver a Lisboa. Yo y mi necesidad de ir a los sitios mas de una vez. Horrible horrible.

Luego vendría una inolvidable noche pop por tierras extremeñas cuyos detalles omitiré, logicamente. Y a la mañana siguiente, vuelta a casa, con dos cafes en media hora y las hojas de los arboles cayendose a ritmo de la lluvia. Mas conversaciones surrealistas de autobus que necesito callar a golpe de musica por el bien de mi salud mental.

He vuelto y solo pienso en regresar. Creo que estoy enfermo. Enfermo de saudade.
Y esta mañana la rutina. Pero tengo un noviembre que recordar y eso no me lo quita nadie.





Tengo este mes de Noviembre
guardado dentro de un abrazo,
en una esquina de mi memoria.
Tengo las alas mojadas
y los pajaros de mi cabeza
en plena migracion.
Tengo las ganas de huir de vacaciones
y los miedos callados,
encerrados en el sótano.
Tengo la certeza de ir
en la direccion adecuada,
Tengo ganas de seguir
y un mes de Noviembre
guardado dentro de un abrazo




Mil gracias, de verdad.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

'cause everybody hurts...sometimes


Hoy, finalmente, pagué la matricula de la academia MIR. Es como firmar tu sentencia de muerte, salvo que no vas a morir si no a recluirte 7 meses. Que sí, que estaré en mi casa, con la buhardilla habilitada para tal efecto. Pero no deja de ser una reclusion. Y de siete meses. Lo peor es que ni tan siquiera he terminado la carrera y ya tengo que plantearme lo que haré después. De verdad que a veces (siempre) dan ganas de salir corriendo, abandonarlo todo y empezar una prometedora carrera como fotografo en Argentina. En el preciso momento en el que me daban el recibo diciendo que había pagado me sentí estúpido, como cuando tienes que pagar entrada en un momumento para subir a ver la ciudad desde lo alto y al ir por el escalon 254, y tener el hígado en la boca, te preguntas quien te mandaría a ti subir. Claro, que luego te asomas al precipicio y te encuentras con toda la ciudad bajo tus pies, desplegandose, saludandote como cuando te cruzas con un viejo amigo que hace tiempo que no ves. La simple vision desde arriba te da la sensacion de que ha merecido la pena el esfuerzo, a modo de palmadita en la espalda. Es horrible, no nos engañemos...y las comparaciones son odiosas.
Luego llegué a casa y habia comida mejicana y buena compañia. Seguiría un cafe corriendo corriendo en una cafeteria donde se pueden coger comics o jugar mientras te tomas la enorme taza de cafe. Para llegar a ese sitio, hay que cruzar la calle de los abrazos que casualidades de la vida, termina en la mia y yo no lo sabia. Y corriendo a clase de Anestesia que llegaba tarde, como no. El dolor. El dolor en si es una putada. Un dolor para toda la vida es algo horrible, cosas que no desear a ningun enemigo. Y me dan ataques de hipocondría cuando me cuentan que el dolor del cancer de pancreas aparece tras las comidas y que el del cancer de pulmon por las noches. Ahora me daran ataques de panico tras una comilona o me despertare angustiado a media noche si me duele el pecho. Me asusto cuando me oigo el corazon estando tumbado en la cama, sí, por si se para de repente o se acelera hasta reventar.
Y aunque parezca mentira y sin animos de ser pretencioso, me vuelvo a ir. A comer a Sevilla, de concierto a Badajoz y a ver el mar a Lisboa. Ultimo viaje de aqui a un tiempo. Por lo menos hasta el proximo 14 de febrero, que bendita la hora en que me ponen un examen en sabado. Pues eso, lo dicho, que me voy, que tengo que hacer la maleta. Abriguense, señores, que viene el tiempo revuelto ultimamente.

martes, 25 de noviembre de 2008

Et mes rêves s’accrochent à tes phalanges

"Así que brindemos ahora viejo amigo:
que acabe este otoño y resuelva el misterio
del eclipse en tu pecho, que aún no nos rendimos." Cancion para un viejo amigo (I. Serrano)

Regresé el domingo de Paris, encantado y cargado con 215 imagenes. El dolor de pies que me recuerda que soy mortal y una boina. Ligero de equipaje porque si no pierde la gracia todo ésto o más bien porque mi nivel de pobreza empieza a ser peligroso. Sobreviviré.
Me he tirado tres dias pisando hojas secas por las aceras, abrigandome hasta solo dejar a la vista la franja de cara que contiene los ojos y dejandome llevar. He hecho mis pinitos en francés, suerte que me manejo en inglés.
Me da rabia tener que irme de los sitios pensando que tengo que volver. No puedo volver a todos los lugares que me gustan dos veces, pero me alegra haber estado alli. Un día volveré a Cinque Terre y mezclaré sal con sal o pasearé por Florencia en bibicleta con el modo temerario on o cenaré a fuerza de sandwiches justo debajo del Big Ben o escucharé una cancion que me estremezca cruzando algun puente del Sena.
Vuelvo y ya quiero regresar, miro las fotos y cada vez me enamoro más de Montmatre. Me gusta mi boina y creo que hay que reivindicar el uso de sombrero en este el nuestro país del aparentar. Me gusta el otoño y pasear a la orilla del rio, me gustan las ciudades con metro y cruzarme con mucha gente. Tengo las ideas muy claras a veces y kamikazes otras. Me gusta improvisar un plan y que salga totalmente distinto. Odio volver a mi rutina de clases sin sentido y lecciones "magistrales". Odio que el salón esté sucio y nadie esté dispuesto a limpiarlo. Odio tener que soltar dinero por mi matricula del MIR antes de empezar a dar clase. Odio que me hablen de Medicina cuando no quiero que me hablen de Medicina. Sé que la morena me partirá el corazón y sé que tengo que volver a Paris otro Otoño, lo sé, aunque sea solo un rato para ver la vida pasar desde las cristaleras de una de sus cafeterias, de las del café malisimo a 4 euros. Creo que me he perdido en el camino. Da igual. El jueves me vuelvo a ir.



jueves, 20 de noviembre de 2008

Y huiremos lejos de aqui


Y asi rapidamente digo cuatro cosas y me marcho rápido y en silencio a dormir rápido (como dice mi madre) que mañana madrugo mucho. Eso, que me voy, de repente, cojo un avion y otro avion y llegare a Paris. He quedado a las 5 en Montparnasse e intentaré no llegar tarde. Todo lo demás, todo lo demás no importa.

martes, 18 de noviembre de 2008

La sangre llueve siempre boca arriba, hacia el cielo

"If your hands weren't there like I saw in my dreams..." Russian Red

Supongo que la Medicina y la vida en general no dejaran nunca de sorprenderme.

Esta semana, tengo prácticas de Medicina Legal. Dos semanas de seminarios sobre cosas que entrarán en el examen. Utilidad? Toda la del mundo, pero yo, que voy religiosamente a clases de Legal cada miercoles, jueves y viernes (siendo el miercoles a las 8 a.m.) ya la tengo aprobada del año pasado en Florencia, lo he visto excesivo. Así que con un par de huevos, me cuelo en el quirófano de Cardíaca para completar mi "adecuada" rotacion por cirugía de este cuatrimestre. Para quien no sepa a que me refiero, diré que han planificado las practicas de quirurgica de tal forma que este cuatrimestre solo veré una especialidad que te toca por orden de lista entre cardíaca, torácica, plástica, pediátrica y maxilofacial. Solo irás a una. Maxilofacial en mi caso, y el resto...pues te las imaginas o que sé yo. Curiosamente, maxilofacial era la que menos me gustaba. Así que, yo que sigo en mi empeño de rotar por todas las quirurgicas (por unas practicas dignas, señor decano) me cuelo en cardíaca (acompañando a otra alumna que si estaba en esa rotacion y con la intencion de hablar con algun medico, eh, que conste). Si uno quiere tener una buena formacion, se la tiene que currar, por lo visto. Supongo que estoy en una facultad donde se exige una nota muy alta para entrar y de la que se comenta que el plan de prácticas está bien aunque si comparamos con otras facultades la verdad es que tampoco es para tanto la diferencia y que, al final, cojeamos por todos lados. No sé, siento que debería haber aprovechado más estos años ahora que tiempo es precisamente lo que no me sobra y creo que me falta. Juro que entraré a todas las quirugicas (reto personal, hombre ya). Ya solo me faltan torax, pediatrica y vascular (esta será mi rotacion del cuatrimestre que viene). Y ya basta de rollo académico y quejas varias.

Quiero describir una sensacion. Yo, señoras y señores, vi un corazon later. Y en ese momento me sentí muy afortunado de contemplar algo así, tan perfecto, tan vital, tan mio y tan de cada persona. Luego le hicieron una extracorpórea (basicamente, suplir el trabajo que hacen corazon y pulmones oxigenando la sangre y luego impulsandola al resto del cuerpo con una maquina situada fuera del curpo del sujeto) y pararon el corazon. En ese momento senti miedo, sí, en serio, era la sensacion de que todo está pendiente de un hilo y que en cualquier momento pasamos de jugar a ser Dios a matar a alguien. Pero arreglaron su corazon parado, más tarde volvió la sangre, cosieron su pecho y todo fue bien tal que a dia de hoy, el paciente sigue vivo y es probable que siga asi muchos años más. Hoy, tambien me colé en cardíaca para ver un cambio de valvula aortica con reparacion de parte distal de la aorta. Apasionante. Como sabía lo que iba a ver, lo llevaba preparado (de verdad, q menos estudiar Preventiva, lo que me echen), y alli estaba yo dispuesto a volver a alucinar. Se les ha desgarrado la reparacion que le habian hecho a la aorta justo cuando estaba cerrando. Ha supuesto dos horas más de trabajo, pero, ha salido bien y lo que bien acaba...bien acaba. He llegado a casa a las 3 y media, sin comer desde el cafe a media mañana, con dolor de pies y espalda, pero con la sorisa de oreja a oreja.
Mamá, quiero ser cirujano.

martes, 11 de noviembre de 2008

Los lunes al Sol

"Ya sé que el dolor es peor cuando piensas en nada. Si das vueltas las vueltas vendrán contra ti y tendrás que mirarte a la cara. Mira mi voz que soy yo y agarra mi espalda, cuando apriete el calor" La Sal, Los Piratas (por recordarme a los acantilados de hace un año, porque volveré)

Ayer me desperté totalmente desubicado sin saber dónde estaba ni qué día era. Me levanté y fui a la cocina descalzo a beberme dos vasos de agua seguidos. La tarde del domingo fue dura, empecé a recordar. Eran y media y en 15 minutos debería estar saliendo por la puerta. Todo prisas. La vida que va, que viene y el boton del freno que no aparece nunca. No pasa nada, me canta Lourdes de Russian Red por el camino mientras el frio me corta la cara. Y me cruzo con el quiosquero y el de la ONCE ya está vendiendo cupones a estas horas y la rubia que reparte el 20minutos me hace ojitos cuando le digo gracias. Clases demoledoras, cortavenas o más bien harakiricas, sí. Y me voy corriendo al banco a pagar el alquiler y la oficina ha cambiado su disposicion y no me parece normal que esté todo lleno de mesas y ningun mostrador. Tras 5 minutos buscando explicacion logica me fui de exploracion. No contaba yo con una distribucion de la oficina en U y que el mostrador para los pagos estuviese al final del todo. Voy corriendo a cafeteria (recordemos que no habia desayunado). La cafeteria llena, como siempre. Menos mal que la eficiencia de los camareros es de matricula de honor y el cafe llega pronto a mi estomago. Corriendo a dejar todo en la taquilla y para el hospital que esta vez está mas lejos. Quirófano. Me visto de verde y ale, a disfrutar como un niño pequeño con zapatos nuevos. Diseccion de cuello con su esternocleidomastoideo y sus yugulares interna y externa, carotidas que laten, nervios faciales. Mi primera diseccion de cuello en sexto de carrera, manda huevos. Termino, he quedado para comer. Hace tan buen día que no puedo negarme a comer en los Jardines de Triunfo, tirado al Sol, fingiendo que no es Otoño. Comida China para llevar. La felicidad debe ser algo parecido a esa sensacion de estar alli tumbado arreglando el mundo. Y luego alguien pincha la burbuja y para clase de Anestesia con la digestion a todo tren y las ganas de dedicarme a la vida contemplativa saliendome por las orejas. Dos horas mas, solo dos. Me entretengo escuchando a tres italianos hablando entre ellos, me gusta la nariz de uno de ellos, otra habla perfectamente español. Me acerco a hablar con el profesor para que me aclare las prácticas esas que tendremos que currarnos nosotros para poder aprobar. Y rumbo a casa; medio camino muy bien acompañado, la otra mitad tambien. Me llaman de la tienda de informática...mi portatil aun sin arreglar, ejem. Estoy tan cansado mentalmente que me voy a la calle. Termino en una libreria buscando guias de viaje de Paris. Los precios son tan prohibitivos que me voy por el mismo lugar, de vacio. Ceno algo rapido y me voy a la cama casi sin avisar. Mañana (hoy) será otro día, un día mejor, claro está, lo mejor siempre está por venir.

Y de nuevo me despierto tarde y desubicado porque mi movil nuevo no es capaz de sonar cuando se lo digo. No es una excusa mala. Corriendo corriendo que no llego. Clases tediosas y harakiricas. " Y si encontramos un trozo de aluminio en nuestra hamburguesa, eso que es? Pues una putada, profesora" Pon Medicina Preventiva en tu vida... Y luego reunion para la academia del MIR y corriendo a cafeteria porque, recordemos, no habia desayunado. Y de nuevo al hospital. A pasar planta. Boquetes en el cuello, pacientes que renuncian al tratamiento pero que luego se quejan delante del medico de que no lo matan ya, posibles complicaciones o algo leve, un inglés que se fracturó el pómulo con una lámpara al levantarse de la ducha tras un episodio de gastroenteritis (suena a excusa muy turbia pero tiene los ojos muy bonitos), abuelas con canceres de lengua y varices, la de al lado con varices y esperando su vaciamiento de cuello, una jovenzuela que no quiere abrir la boca (todo el mundo tiene que poder abrirla mas de 4 cm, recordadlo), celulitis en la boca tras sacar dientes, ese tipo de cosas. Me ha gustado la forma de tratar a los pacientes, con distancia pero no distante, mas o menos, no se si me he expresado bien. Se ha despedido de nosotros con una sonrisa y un: espero que hayais aprendido algo. Y para quirofano se ha dicho, a ver si había algo. Lo hay. Extirpacion de gladula submaxilar por scialolitiasis. Poca roba. De excursion se ha dicho: a su derecha un injerto de piel en la pierna llevado a cabo por los cirujanos plásticos. Uooooo. A la iquierda, urgencias de Trauma. Se ve movimiento. Fractura flotante de rodilla en un hombre al que se le ha caido un arbol encima. Rodilla destrozada (le falta la mitad), ha perdido el vasto interno del cuadriceps, fractura de femur abierta, la tibia con fracturas multiples. Le han fijado todo en plan rompecabezas. Muy aparatoso pero es lo que hay. Una preciosidad la radiografia, en serio. Si todo va bien, en unos dias lo operaran para corregirselo de forma mas o menos definitiva, pero a dia de hoy, todo provisional, la supervivencia de su pierna esta en el aire. Crucemos los dedos. O como le ha dicho el adjunto al R2: ahora, lo unico que puedes hacer... siéntate y llora. El residente, por cierto, fue veterano mio y creedme si os digo que me da mucho vértigo, que por un momento he visto mi vida por un agujero. Si mi vida futura tambien implica comer a las 5 de la tarde empezamos bien. Poco más que contar salvo que me caigo de sueño y que tengo mil cosas que hacer. Tened cuidado con los arboles, que nunca se sabe de que lado van a caer.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Grita al mundo, rompe el aire

"...y aun así la farsa huele a miel" Vetusta Morla

El antes y el ahora, el pasado y el futuro, mi miedo infinito a perder la memoria con todos sus recuerdos guardados. Mi torpeza, mi azarosa vida que mezcla casualidades a un ritmo vertiginoso y se estrella contra mi pecho los dias impares. Los viernes por la noche no suelo destrozar moviles. El mio se intentó suicidar. Tentatiba frustrada. La pantalla parpadea a ratos. Dentro... todos los sms del mejor año de mi vida. Confiaba en que un dia de estos los escribiría para no olvidar, pero no lo hice. Yo y mi temporal fobia que me obliga a mirar las cosas relacionadas con la erasmus con los ojos entreabiertos y por poco tiempo. Menuda mierda. He perdido la foto de Lúa sentada en el teclado de mi portatil. He perdido mi politono de renfe y Mr Brightside como alarma del despertador. Llevo toda la tarde dandole golpes al movil viejo, el rojo, el de Florencia, donde estaba mi tarjeta wind y he conseguido que se distingan un poco las letras, asi que he podido transcribir algunos mensajes. Seguiré intentando. Que si me caigo me levanto y si ahora tengo un puto movil nuevo me acostumbraré. Es horrible sentir vértigo con los pies en el suelo. Todo el vértigo de leer algo de hace un año, como por ejemplo recordar que el 2 de octubre fue la primera noche que monté en bicicleta por las estrechas calles de Florencia. Pero no todo es malo o gris. Que no. Tras un año en un parentesis no querido, vuelvo a vestirme de verde y entrar en un quirófano. Maxilofacial. Desgarrador, alucinante y pequeño. Curioso. Y ahora voy a la facultad con frio. Y vuelvo feliz pero con la sensacion de tener un agujero en mitad del estomago y creyendo que se puede ver a traves de él. Empiezo a pensar que echo de menos muchos sitios y mucha gente. Si. Supongo que se debe a que me encuentro entre anhelos y desidias. Cansado de todo y ansioso por cuatro retales mal cortados. Y confieso que a veces me dan ganas de llorar pero se las he prestado a otra gente que creo que lo necesitan más como la vecina del segundo, que no sonrie nunca. Hace tiempo que no lloro, fijate que cosas... Sonrisa de medio lado.
Así que aunque ahora sienta un vacio extraño lo tapo disimuladamente con pequeñas cosas que son muy grandes y asi no se nota, el resto del mundo al menos no lo nota. Este fin de semana vinieron a verme un par de amigos compañeros de batallas fiorentinas. Da gusto sentir que no ha cambiado nada, que somos los mismos pero viviendo lejos y la distancia...la distancia existe solo si no se vuelve. Y que le vamos a hacer si la vida continua y el ritmo no hace mas que acelerar. Que ya es Noviembre y este mes siempre me gustó mucho. Hay tantos buenos planes este mes que me vuelven las taquicardias solo de pensarlo. Y las malas noticias, como no conseguir entrada para los Killers en Barcelona o que se agoten tambien en Granada para Vetusta Morla este viernes. Yo, que este fin de semana podria ir a Tachenko-Vetusta Morla-Dorian el jueves viernes y sabado respectivamente, decidi ir solo al del viernes y finalmente no hay entradas. Puta vida. Al menos, hoy me dejaron lavarme en quirófano. Solo para ayudar a la residente a cerrar la operacion de un señor mayor al que le han quitado una metastasis de un cancer de piel en la parotida. Al pobre le ha costado bastante salir de la Anestesia. Y se le ha complicado el asunto por momentos. Aunque creo que sobrevivirá, al menos cuando yo sali de quirofano estaba consciente. Puta vida. Es curioso que en esta rotacion por Cirugía Maxilofacial esté descubriendo una especialidad que creo que me gusta bastante. Es Anestesia, claro está. Pero supongo que seria en parte ver los toros desde la barrera y yo soy antitaurino declarado. Me voy ya, que llego tarde a clase. Clase de Anestesia y Reanimacion, que cosas. Ultimamente llego tarde a todos lados. Ultimamente no tengo tiempo de nada. Aun asi, todo bien, creo.

martes, 28 de octubre de 2008

Que sangre minutos a borbotones y me manche las alegrías

REGLAS Y CONDICIONES DEL PREMIO:




· Hacer constar las reglas.

· Enumerar seis cosas sin importancia que nos hagan felices.

· Elegir seis personas que continúen con el desafío.

· Avisarles con un comentario en su blog.









La lista de las 6 pequeñas cosas que me hacen enormemente feliz:



1. Pisar los charcos (andando, siempre. Si voy en bicicleta, mucho mejor)
2. Oir el ruido del mar, oler a mar, sentarme en la orilla simplemente a estar.
3. Viajar ligero de equipaje, recibir postales, los trenes y los aviones.
4. Ir por la calle cruzandome con un continuo ir y venir de gente mientras escucho musica por el mp3 que no me deja oir el rumor de la calle.
5. Que me llamen desde un concierto
6. Mirar a Lúa enroscada durmiendo en el sofá de mi casa.



Nominar? Pues a los de la lista de aqui al lado todo aquel que quiera darse por aludido. Incapaz de elegir ni de obligar. Si alguien está ahi es porque para mi merece la pena, nada de explicaciones kamikazes.

domingo, 26 de octubre de 2008

El cartero no tenía la culpa




"Despierta.
Tic tac, tic tac, tic tac...
Empieza a contar
Yo le di cuerda al reloj
que faltaba en tu pecho de hojalata.
No te lo quieras volver a quitar
aunque se parta."
Zahara



Sobre el olivar,
se vió la lechuza
volar y volar.
Campo, campo, campo.
Entre los olivos,
los cortijos blancos.
Y la encina negra,
a medio camino
de Úbeda a Baeza.
Antonio Machado





"Descubrieron que los besos no sabían a nada,
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
se apagaron los latidos,
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar."
Joaquin Sabina






sábado, 25 de octubre de 2008

Todas tus sonrisas se confían

"Todos los intentos de cambiar tu vida son efectos dominó. Palabras tan herméticas, silencios casi histéricos. Puede que algun día te destrocen tus teorías" Casi Carolina (Carlos Siles)

Y por fin llega el viernes y aguanto las 6 horas de clase como un campeon. Hoy no toca que sea el fin del mundo asi que me relajo. Se me han destruido todos los planes que tenia pensados para esta tarde, así que no salí a salvar el mundo ni me compré los zapatos que necesitaba. Mi decision fue quedarme en casa consumiendo música y viendo el capitulo nuevo de Como conocí a vuestra madre.

Desde hace unos días me noto taquicardias. Sí, lo sé, como estudiante de Medicina debo ser un buen hipocondríaco y además ahora estoy estudiando Cardiología asi que todo cuadra. No. Es un estado de ansiedad raro y cualquiera que me conozca puede decir que si algo no soy es ansioso. Puede ser debido al café o a las mil cosas que pretendo hacer cada día y que al final ni tan si quiera intento. Supongo que ha sido una semana de vértigo, de no parar, de horas y horas de facultad y hospital. Meras excusas para decir que a mi corazon le ha dado por latir más deprisa. Y por si mi taquicardia fuese a más o me pilla un autobus mañana en la puerta de casa o vete tu a saber que desgracia cotidiana más, mañana cogeré un autobus a las 8 de la mañana para visitar Úbeda y Baeza. Ambas ciudades declaradas patrimonio de la Humanidad. De vez en cuando tengo que hacer este tipo de cosas, que si no se me empieza a poner cara de libro y palidez cadavérica y mi corazon está taquicardico por algo asi que aprovechemoslo. Y es que uno es feliz y eso tiene que notarse. Me voy a la cama que en 6 horas tendré que estar en pie. Todo sea por huir y quemar kilometros.

PD. Mi clase de Legal de hoy, impresionante y a mi médico lo han multado por meterse en direccion prohibida mientras iba de un hospital a otro a pasar consulta con su moto.

jueves, 23 de octubre de 2008

Diálogos del consuelo


Mi clase de Legal de hoy me resultó indignante. Sí, por las incontables sandeces y opiniones vertidas sobre un tema tan comprometido como es la Eutanasia. Uno no puede ir y dar clase como si de un meeting politico se tratase, que no, que no tenía que vendernos su postura como si fuese una Vespa GTS 300 Super . Tenía que haber venido a hablarnos de nuestros limites, de la legalidad, de los problemas que puede acarrear, de realidades al fin y al cabo. El profesor, médico Legal él y por lo visto muy metido en el tema que se trataba hoy, ha comentado un caso que hace pocos años saltó a los medio de comunicacion. El indivuo que clamaba una muerte digna, llamemoslo X, consiguió sus propositos de no encarnizamiento terapeutico sobre su cuerpo y su dignidad siendo finalmente dejado a su suerte sin maquinas que mantuviesen su vida. El profesor ha dicho que X era feliz en su situacion hasta que los medios de comunicacion lo empezaron a seguir, que cambió su forma de ver el problema que tenía, que pidió su muerte. Y digo yo que el hecho de que una persona esté sin poder moverse o con una enfermedad degenerativa que no implique alteracion de su sano juicio no debería dejar en entredicho sus ideas y pensamientos. En 23 años que tengo he podido cambiar muchas veces mi forma de ver determinadas cosas, imaginemos si en 23 años de postracion en una cama no puede haber cambios de mentalidad en X. El profesor decía que no, que no era justificable...poco más y nos hace responsables a todos los ciudadanos de a pie de que X decidiese terminar con su vida. Supongo que hay situaciones en las que una persona con todas sus capacidades (no es momento de discutirlo) se suicidaría y quedaría en eso: suicidio. Si lo hace una persona que no puede usar manos ni pies ya es otro cantar puesto que, logicamente, el suicidio pasa a depender de otra persona o lo que es lo mismo: homicidio. Creo que era un tema sobre el que podriamos haber discutido largo y tendido, no solo poniendo sobre la mesa una postura como asi ha sido. Yo tengo claro mi posicionamiento y tambien sé que la funcion del medico no es solo curar sino que tambien debe cuidar y paliar cuando no se puede buscar una solucion definitiva. El sufrimiento, el encarnizamiento terapeutico, el prolongar hasta limites insospechados algo a cualquier precio es algo que no me gustaria que ocurriese sobre mi persona. No me gustaria verme totalmente ajeno al mundo y teniendo que ser cuidado en todo momento y para todo por familiares, restandoles a ellos calidad de vida y poniendome a mí años de más. Lo que no te gustaría que te hiciesen a ti... Pero, desde el punto de vista del médico que dentro de 7 meses seré, mientras haya vida tendré que luchar por mantenerla le pese a quien le pese. No es plan de ponerse a saltar leyes (que si para algo están es para respetarlas) o sí? Va a cambiar algo un día de estos? De verdad nuestra sociedad es tan progresista o disfrazamos progreso despistando a la poblacion? Da un poco de vértigo todo este asunto. Lo que sí que me da miedo no es que se pueda llegar a legalizar la eutanasia si no que nuestra medicina vaya abocada cada vez mas hacia la distanasia, que al fin y al cabo somos personas y sentimos. Somos personas y sentimos.

Después de esta "clase magistral" volvi con mi endocrino particular a intentar salvar el mundo. Diabetes mal controladas, sindromes extraños (Encefalopatía de Hashimoto), canceres que no me imaginaba que pudiesen aparecer en gente tan joven, gente que se jubila con 50 años porque ha conseguido un informe que dice que está muy mal cuando lo que tiene es una obesidad que le provoca enfermedades, representantes farmaceuticos que se olvidan de ti si no les sales rentable, pacientes que lloran sus tragedias que no salen en la tele, mujeres que nunca tendrán hijos, en fin, la vida al fin y al cabo.

Tras esta mañana tan complicada me retuerzo en la cama con un libro de Auster, el libro de cardiologia de cto y el portatil. No sé en que orden los usaré. Es probable que vea una serie que me recomendaron ver un día que estuviese de bajón. (para más inri en la foto él lleva la corbata que busqué ayer hasta la saciedad mientras diluviaba...y no la encontré, logicamente). Creo que ha llegado el día.


martes, 21 de octubre de 2008

El rastro de tu sangre en la nieve

"...es lo que pasa con el tiempo: cambia continuamente. Si no estás preparado para todo, no estás preparado para nada." Paul Auster, El palacio en la Luna


Estas dos semanas estaré de prácticas por...chan chan chan... Endocrino. Y todo el mundo me dice: uooo, alucinante, que bien. Y yo pienso para mis adentro: uooo, alucinante, que bien. Notese un cierto tono irónico en mi pensamiento, por favor. Clases de ocho a diez (Preventiva con un hombre que debería estar jubilado sirve para pensar formas de suicidarme dentro de una clase, aun así, atiendo, porque es interesante aunque el hombrecillo ponga transparencias del año 1990 porque dice que están muy bien) y media hora para intentar desayunar en una cafetería atestada de gente. Me escapo 5 minutos para descubrir donde tengo prácticas y con quien. Ya había escuchado comentarios de gente que la han mandado a Reuma o Neuro o Nefro (todo asignaturas de años anteriores) y a mi Endocrino, asignatura que daré el cuatrimestre que viene dentro de la Medica III). Así que me voy al hospital. El Servicio está en la 5ª...espero el ascensor...no llega el ascensor...ejem...llega. No no, su medico está en la primera. Sí, la escalera es un buen medio de llegar a mi destino. Llego, al fondo del pasillo esta la consulta de mi medico. Me espero a que termine con el paciente que está. Hola, soy de sexto tengo practicas aqui. Estás tardando en ponerte la bata. Así a pelo. Y entra el siguiente paciente y el médico se enciende un cigarro y lo llaman por telefono. Tras 5 minutos de chachara con alguien, retoma el control de la glucemia de la señora en cuestion. Luego le sonaría el movil en la paciente con el Sindrome de Addison y más tarde se encendería otro cigarro mientras la joven con la retinopatía diabética le contaba los motivos de su depresion. Ahora, eso sí, el hombre explica absolutamente todo con dibujos a sus pacientes. Les cambia el nombre a las hormonas por abuela, bisabuela, hija, nieta, pero creo que los pacientes se van de alli entendiendo su bloqueo de la 21 o el por qué de que "el azucar" este dañando sus riñones. Caso curioso el de un joven (19 años) que se cayó de su moto y se hizo tal destrozo que tiene más tornillos por todo su cuerpo que robocop(cien mil millones de radiografias habré podido ver de este paciente) y que ademas, se dañó la hipófisis (o glándula que tenemos en el cerebro y que se encarga de mandar "mensajeros" para que el resto de glándulas del organismo cumplan su funcion y segreguen sus hormonas), el caso es que le ha quedado una diabetes insipida (orina en exceso, mucho) fruto de su torpeza y de conducir en estado de embriaguez. Pese a mi aburrida idea inicial y a las malas formas que usa este médico, me ha parecido muy interesante, en serio. Es una especialidad muy limpia (a mi me gusta ensuciarme y esas cosas, por lo visto) que se basa en pedir mil pruebas y al final llegar a algo concluyente. Curioso. Creo q no es para mi, pero es bonita. Es un ritmo distinto de trabajo, se le dedica más tiempo a cada paciente, se le tiene un seguimiento mas cercano quizá. Al final de la mañana, se ha ido a tomarse una cerveza con un paciente y su mujer. Y me han invitado, pero uno ha dicho que no (mas que nada porque no pintaba yo nada alli y confianza...pues uno aunque a veces no lo parezca es de ir poco a poco) que entre las pocas horas de sueño y el humo de la consulta estaba ya en otro planeta. Por cierto, el humo, en realidad creo que el tipo de tabaco que fumaba (negro), me ha llevado hasta aquel día que me monté en un tren yo solo desde Cracovia a Varsovia y los polacos fumaban y fumaban mientras miraba por la ventana ese paisaje tan distinto. Un tren sacado de alguna pelicula de cine clásico. Y es curioso que un olor te traiga tantos recuerdos de golpe, como cuando el olor a castañas asadas me lleva a las tardes de otoño de mi infancia o la humedad los días de lluvia me da la sensacion de que estoy en Florencia y que debería recoger mi bici. Es curioso.

lunes, 20 de octubre de 2008

E non ammazare mai il tempo

"Que nos parezca falsa toda verdad que no traiga consigo al menos una alegría." Nietzsche

Fin de fiesta. Yo tengo una jornada de reposo gracias a que se ha pasado a hoy el día de fiesta por San Lucas. Así que tranquilo y con toda la calma del mundo hago la maleta. Me vine con 4 cosas y me voy con 35. El año pasado con poca cosa era capaz de vivir...lo cual quiere decir que la mitad de las cosas que llevo son totalmente prescindibles (vease todos los apuntes de años pasados que me llevo, ejem)
Echaré de menos el piano y las vistas desde la buhardilla. Echaré de menos a Lúa que me recibe enroscandose en mis pies cada vez que entro en casa. Pero en el horizonte mil planes, mil incertidumbres, peliculas y huidas nacionales e internacionales a corto y largo plazo. He decidido una cosa que haré después del MIR y espero cumplirla. Tengo un libro en italiano esperando a ser leido. Tengo las ganas compungidas, eso si. Pero ayer mis huesos pisaron arena de playa y mis pies estuvieron por un rato dentro de un mar salado. Sonrisa de medio lado, ale, nos vamos.
Y la musica de esta despedida está iluminada por linternas. Me quito el sombrero, de verdad:


sábado, 18 de octubre de 2008

Te cedo parte de mi hipocampo

"Le puse a Cristo mi sombrero de cowboy
y me tiré a la piscina para quitarme la vida
desperté tendido en una jardín lleno de colores
y una botella de ron clavada en el corazón" Desde Dentro (Miss Caffeina)
Supongo que debería hablar de hacer cosas por última vez y tragedias similares pero no me apetece. Disfruté de la "celebración" de San Lucas como si de un niño pequeño con zapatos nuevos y un par de playmobiles en el bolsillo se tratase. Lo organizan los de 4º, pero participan todos los alumnos. Se ensucia a los de primero con todo lo imaginable y se los lleva de paseo por la ciudad hasta la plaza de la universidad (frente a Derecho). Este año, iban disfrazados los de 4º de Caperucitas y el Lucas (representante de la promocion en esta celebracion) de Lobo disfrazado de abuela. Curioso. Nosotros fuimos más agresivos y ellos más originales. Lo importante es que al final disfrutemos todos, que los de primero pierdan el miedo y la vergüenza, que se conzocan entre ellos y que hablen con los mayores que tambien pasaron por lo mismo un dia y que son los que tienen las respuestas a sus dudas. El que quiera ver polémica y apologia de alcoholismo o aberraciones y atentados contra la integridad humana, pues que las vea. Yo lo sufri en su momento y para nada me senti humillado. Hable este año con los de primero y me dijeron que se lo estaban pasando genial. Ahora si, se me puso un nudo en el estomago cuando unos cuantos de tercero (promocion que fue novateada por la mía, disfrazados de Piratas...) nos comentaban que no quieren quedarse sin esta tradición y que el ilustre (toma eufemismo) señor decano pretende que la celebracion pase a ser un partido de futbol. Cada año lo ponen más dificil, cada año intentamos andar con pies de plomo y que no se desmadre la cosa, pero por dios, un día al año... Sí, ensuciamos las calles y hacemos ruido, lo reconozco. El caso es que nuestro nuevo decano era antes un profesor que iba de colega y nos incitaba a luchar por unas practicas dignas, pero ahora es aun peor que el anterior, intentando solucionar las cosas a su manera sí o sí, haciendo que las colas en secretaria aumenten y aumenten hasta limites insospechados, y las practicas...las empiezo el martes y no han salido ningun tipo de listas con el medico asignado, asi que será sorpresa. No sé que tendrá el poder que vuelve gilipollas a los que lo alcanzan.
Y me fui de la plaza de Derecho volviendo la cabeza atrás varias veces, como me ha pasado ya alguna que otra vez, por el miedo a olvidar, supongo.

Al día siguiente o lo que viene siendo ayer, mi resaca, mi cabreo por como se trató el tema novatadas de san Lucas por un monton de periodistas (desinformados, sensacionalistas y buscando polemizar) y yo nos vinimos en un apasionante viaje en autobus para volver a casa, sí, mi casa, esa donde mi almohada tiene el grosor adecuado y las estanterias estan llenas de mis libros, esa donde Lúa se enrosca en mis pies y el patio está lleno de macetas. Normalmente mis vueltas a casa no coinciden con los puentes, como a todo el mundo, así soy yo o así es la vida para conmigo. Total, que es la feria de este el mio pueblo así que con la excusa me vengo y comparto noches de las de siempre con mis amigos de siempre, aunque este año el grupo ha sido cortado en dos por motivos erasmusiles, de proyectos fin de carrera y cosas por el estilo. Aun asi, merece la pena ese tedioso viaje en bus. Solo son dos horas, por Dios, que alguna vez llegué a contar 9 horas en un tren... En ese autobús compartí un rato de charla con una novata de las que se manchó hasta decir basta y una veterana, ya R1, que me novateó a mi en su momento. Y ves las ilusiones y miedos por un lado y por el otro, y me doy cuenta que al final todo merece la pena. Todo. Pero bueno, ahora que todo es vértigo, que todo son decisiones y que el tema de conversacion estrella es la academia MIR con la que quemarás 7 meses de tu vida, voy recuperando ese aire que hace un par de meses me faltaba alrededor. Y es que va a ser verdad que soy muy de asomarme a acantilados.


martes, 14 de octubre de 2008

¿Soñarán las ovejas con nosotros?


"Houston, tengo miedo, quiero bajarme de aquí. Si todos están locos, voy a largarme de aquí." Houston, tenemos un poema (Love of Lesbian)


Un fin de semana de escándalo, de volver a casa solo para dormir y a horas intempestivas. Dos planes rotos, dos. No me fui a Santander, no me fui a Málaga. Odié el mundo a contraluz el viernes por la tarde y al final me recompuse poniendome mi chaleco y mi americana beige. Y nos vamos con la sonrisa puesta, porque si. A celebrar que la gente sigue cumpliendo años y que me encanta la comida italiana. Y en toda la cresta de la ola anímica en la que me encontraba de repente tiritó la burbuja y caí al suelo. Horrible. De nuevo las ganas de huir. Nada que el alcohol no fuese capaz de anestesiar... Así que terminé bailando clasicos del pop español de los 80 en una discoteca del centro. Genial. Y luego vendrian comidas en familia, cafes, tapas, visitas a la Alhambra de noche, risas, té, conversaciones en italiano, paseos y Quemar despues de leer (recomendable al maximo esta pelicula, en serio, papelon de Malkovich y Clooney, pero aun mas de Brad Pitt). Y ahora el cansancio de todo aquello que dio de si el fin de semana y el lunes que fue jornada de reflexion en esta comunidad. Y esta mañana de nuevo el despertador quiebra mi calor bajo el edredon a las 7. De nuevo a ducharme y desayunar a toda prisa. Otra vez caigo en la tentacion y me pongo a la señorita de Russian Red para que me cante Cigarettes. Todo en calma, el cielo que amenaza lluvia, el del quiosco de la once ya trabajando. Clases mas desayuno en cafeteria. Bendita rutina.

Luego vendría un episodio de esos dignos de ser recordados eternamente: Cómo robé un pijama de quirofano para la celebracion de San Lucas. Sí, seré médico y pesará sobre mi conciencia este hecho que en realidad, ha sido una tradicion de siempre, pero bueno. Es mi ultimo Lucas y la primera vez que hare uso de esta vestimenta porque recordemos que de 3º para abajo van con bata (y que la suciedad de la bata blanca se resiste a salir facilmente y sin frotar) , en 4º fui disfrazado de Pirata y en 5º estaba en la bella Florencia. Odio hacer cosas por ultima vez...De quirofano de cirugia general a paritorio, de quirofano de gine a lenceria (donde la señora me dice casi susurrando que no nos los presta pero que no seamos tontos y vayamos a quirofano) y finalmente en trauma nos colamos en los vestuarios. Somos dos y necesitamos tres. El otro individuo coge el suyo y se va. Mmm. Yo no tengo lugar donde guardar dos pijamas verdes. Mmmm. Venga va, pensemos. Tienes un abrigo, escondelos. Parecia que estaba escondiendo un niño de 1 año mas o menos. Justo en la entrada me cruzo con una enfermera. Mi abrigo desborda fragmentos de tela verde por todos lados. El otro compañero se descojona, yo con el apuro. Semblante serio y pa'lante. Fin. Desde ese momento tengo un pijama de quirofano. Luego a secretaria como tooodos los dias de la semana pasada, para intentar solucionar mi beca de colaboracion. Está mi ultimo certificado, asi que me voy corriendo a la Secretaria de Becas. Ahora solo queda esperar. Ahora, en realidad, solo queda tirarme toda la tarde analizando electros mientras fuera llueve. Si termino pronto me bajo a pisar charcos.



PD. No pienso hablar de mi hora de espera en el banco para pagar la comunidad del piso debido al cabreo monumental que me he agarrao.
PD2. La guitarra de arriba esta en mi cuarto desde hace mas de una semana ya que uno de mis compañeros de piso a penas las usa. Estupida mania de la gente de no usar las guitarras electricas, con lo que me gustan. ASi que hasta que no me la reclame...
PD3.Foto dos, la Alhambra de noche. Una preciosidad, sí.

domingo, 5 de octubre de 2008

Dig out your soul

"Una palabra es un pájaro en mitad de una página. Es el infinito. Tú eres una palabra en medio de una hoja en blanco y puedes volar hasta donde quieras. Vuela. Vuela antes de que la página pase o el cielo se oscurezca. Antes de que sea de noche." El camino de los Ingleses


Decíamos ayer que tengo la certeza de que las palabras curan... hoy digo que no solo sé que curan si no que pueden llegar a dar la vida principalmente porque evitan el silencio y aunque el silencio forme parte de la música hay momentos en los que necesitas una melodia sincera y continua, rotunda. El silencio, el silencio... recuerdo mi último día en Madrid, hace unas semanas, que me iba a dejar olvidado el mp3 en casa de Carlos (gracias Carlos, gracias Isa, por todo) y me tuve que salir de la parada del metro y volver. Recuerdo que me crucé con él a mitad de camino y me dijo: te dejas la música. Si no hubiese cogido mi mp3 en ese momento me hubiese tirado las 3 horas de espera en la estacion Sur (porque no quedaban plazas en ningun autobus...cosas que me pasan a mi) en silencio, pero claro, uno no sabe lo que le puede ocurrir en la proxima esquina de la vida que circula sin aminorar su paso. El caso es que no me dejé la música y al fin y al cabo es lo que verdaderamente importa.

Cambios, cambios, cambios. Se termina el verano, ya no veré atardeceres en la playa con tanta frecuencia, el tiempo que, de nuevo, ha pasado muy deprisa y las incertidumbres que se me anclan a las entrañas. Pero sonrío, que aqui uno es muy de pisar hojas caidas en tardes otoñales, sí. Confieso que siento imperiosas ganas de gritar cada vez que me asomo a un acantilado, que no soy de vértigos ni miedos si no de pies en el suelo y corazones en un puño. Y hace 6 años hacía el mismo recorrido para ir a la facultad que el que tengo que hacer este año (enésimo circulo), que no he perdido las ilusiones por el camino. Aquellos primeros días iba a la facultad con los bolsillos cargados de ilusiones y miedos. Ahora los miedos se han tornado invisibles y las ilusiones han tenido hijos. La banda sonora ha variado, eso si.

Ya llevo una semana de clases y tengo que confirmar mis sospechas: me ha sentado como una gran bofetada con la mano bien abierta en toda la cara lo de volver. Tenía ganas de retomar rutinas pasadas pero tambien estaba mi deseo de no tener rutina, de desmontarme y montarme la vida a cada paso, a diario, que el futuro no exista más allá de 24 horas. Pese a todo, intento escurrir este mi último año desde el principio, lo cual ha implicado muchas horas de fiesta en esta primera semana, dormir poco, visitar miradores con la Alhambra al fondo, paseos por el Albayzin, tapas, cañas, cafes y otros vicios confesables. Me he dado cuenta de lo que he echado de menos esta ciudad. Me he dado cuenta que me gusta más la zona donde vivo ahora (en el centro) en este barrio donde la gente cuelga las zapatillas de los cables de la luz y hay una acordeonista que ameniza mis ratos al volver de la facultad. Reencuentros, desencuentros, tedios y nuevas motivaciones. Clases muy interesantes y ganas de aprender; clases muy aburridas y subjetivas como la puta Preventiva que intento amenizar cantandome una y otra vez canciones de Luis Arronte aunque a mi no me funciona y termino tarareando la cuesta de Enero y llamandome gilipollas por pensar asi en pleno octubre. En realidad la cuesta de Enero yo la pongo donde me da la gana, por supuesto. De todas formas, lo que debería hacer es destruirlo...todo.

En fin...que se acaba el tiempo, que he empezado a hacer ciertas cosas por última vez, que no tendré mas vueltas al cole ni estrenaré boligrafos y paquete de folios, que voy quemando etapas, que he engordado y he perdido pelo, que hoy me enamoré tres veces y me rompieron el corazon cuatro, que no se me ha quedado pequeño el mundo si no grande, que las incertidumbres me destrozan, que pienso ponerle a esta etapa el final que se merece. Imaginate si hubiese elegido X en vez de Y hace ya 6 años. Que tonterías, esas cosas no tiene sentido pensarlas. Él decidió ser médico, sí, fíjate, médico.

lunes, 25 de agosto de 2008

Fin (de la segunda parte)


sábado, 23 de agosto de 2008

Yo solo quiero ser tormenta de verano

"Una vez que echas tu vida por los aires, descubres cosas que nunca habías sabido, cosas que no puedes aprender en ninguna otra circunstancia" El palacio de la Luna (Paul Auster)

Me fui a Cadiz, me reencontré con mis compañeros de ciudad erasmus y ahora amigos. Muchos de ellos muy buenos amigos. Son circunstancias que se viven con una intensidad vertiginosa que te hace de repente plantearte como es posible que puedas haber compartido tantas cosas, tan rapido y que incluso haya gente que sepas mas cosas de mi que alguno de esos antiguos amigos que siguen siendolo, claro está. Pero tambien está claro que aquel que se fue hace un año a Italia es similar al que se volvió, pero no igual. Esta reflexion carece de sentido, lo sé, era una mera introduccion para decir que me lo he pasado de lujo en Cadiz, en Conil de la Frontera y en Sevilla. Playa, frias aguas oceanicas, una barbacoa multitudinaria, atardeceres increibles (mejoran a aquel en Cefalú ), abrazos, risas, muchos quetaltodo-teechodemenos, recuerdos y proyectos futuros. Sí, aquello fue una pequeña familia y cuando nos juntamos seguimos intentando arreglar el mundo igual y escurriendo los minutos todo lo que se puede. Me alegro de estar vivo.

Dejando este capitulo a un lado, diré que ayer esta reseca tierra almeriense que me vió crecer fue mojada por una lluvia de verano. Y no pude resistirlo así que me sali a la calle desplegando los brazos para mirar arriba dejando que esas gotas que caían me mojasen la cara. La lluvia, la lluvia. La lluvia es como los aeropuertos, que me ponen de buen humor.

Hoy de nuevo se escuchan truenos al fondo. Está empezando a llover. Otro trueno. Contemos Missisipis para comprabar que se acerca a mi y no pasa de lado. Hoy le dije a alguien que enamorarse es como cuando te cae encima una lluvia de verano que de repente moja tu cara y te da la certeza de que sigues vivo. Ahora no lo tengo claro

viernes, 15 de agosto de 2008

Enésima huida

Y su cuerpo desnudo se bañó en aguas calidas a la luz de la Luna...

Me voy a Cádiz. Shhhh

lunes, 11 de agosto de 2008

Tiemblan mis cimientos rotos tras el terremoto; está todo hecho trizas


"Estar loco no es ser diferente. Es ser como tú o como yo pero amplificado." Fragmento de la pelicula Inocencia Interrumpida

Recuerdo perfectamente el primer folio de mis apuntes de Psiquiatria donde se hablaba del concepto de salud mental y antes de explicarlo se planteaba la duda de dónde estaban los limites entre enfermedad y cordura. ¿Qué es ser normal? ¿Es malo no ser normal? Todo complejidad la mente humana que fascina y desespera a partes iguales. Debe haber mucha gente sana a la que se considere enferma (refiriendonos a salud mental, se entiende) y mucho verdadero enfermo suelto, paseandose por las calles de nuestra ciudad, mezclados, pasando desapercibidos porque claro, en los tiempos que corren un excentrismo no tiene por qué llamar la atencion. Mi compañera de piso en Florencia, por ejemplo, era una histerica en busca de atencion y yo me rio porque llegaba a rozar lo psicotico en sus razonamientos...

¿Por qué estoy hablando de ésto? Bueno, solo venia a cuento porque el hecho de ver esta pelicula me ha traido a la memoria un monton de ideas sobre Psiquiatria de golpe y me he sentido de nuevo picado en lo mas profundo de mi ser por algo que el resto de la Humanidad se empeña en que debe ser lo mio y yo, yo ya no sé que quiero ser, si bombero o tal vez astronauta. Llegará un día en que tenga que tomar una decision que no sea si el helado sera de yogurt griego con kiwi o de straciatella y vainilla. Una decision y otra y otra. Y no he alterado mi prematricula para cogerme una optativa mas facil (me irá bien) ni he tomado helado hoy ni he decidido la academia que me va mejor para el mir. Sí he pensado, eso si. Y me agota pensar asi que deberia no pensar. Maldita mi cabeza que no es capaz de parar de funcionar ni un milisegundo. Asi que agoto libros que estaban a medias y repaso tiempos verbales del Inglés. Planeo una pequeña huida y juego al tenis hasta terminar con la lengua fuera. Todo desorden. Pero me encanta y sonrio.

jueves, 31 de julio de 2008

Cómo me quedé calvo

Aludiendo al titulo del libro de Arnon Grunberg creo que es una buena forma de empezar este post. Si, uno se hace mayor y sus timidas entradas estan convirtiendose a pasos de gigantes en entradas con nombre propio. Segun mis genes estoy destinado a tenerlas pero no a quedarme calvo. Confiemos en mis genes (que todo el mundo cruce los dedos).

Así que hoy, ni corto ni perezoso, me levanto con ganas de cortarme mis greñas. Todo fuera. Rapado. Ya no me pueden pillar si consumí drogas el año pasado o si me han intentado envenenar con cianuro. Nada que esconder, una nueva era o el calor sureño que me está secando por momentos. Ahora me miro en el espejo y tampoco estoy calvo, pero las entradas estan ahi mirandome desafiantes. Y tengo que tomar un poco el sol que estoy perdiendo mi moreno cerdeña. Y y y, todo lo demas. Cambio por dentro y por fuera. Quien me lo iba a decir hace un año...

lunes, 28 de julio de 2008

Que no haya más despedidas

"...y me he puesto triste el momento justo antes de irme" Un buen día (Los Planetas)






Mis vans azules han recorrido mucho, sí. Pero todo llega y su final era algo inevitable pese a intentar prolongar su agonía. Asi que hoy me las puse por ultima vez y me dispuse a despedirme de cada rincón de esta ciudad en solitario con mi bici. (míralo, ahí va, no se le ve triste, tampoco contento). No fue tan idilico como lo habia soñado una y otra vez (mucha gente, turistas en el ponte trinità, etc etc) pero para mi ha sido perfecto. Estaba todo lo que tenia que ver en su sitio: el duomo timidamente iluminado, la ventana abierta, la sabina tratando de huir y el ponte vecchio aguantando iluminado mientras lo veía desde la Trinità. El hotel permitiendo el paso para ver el puente, el porcellino sonriendo y los brujos salpicando las calles pronosticando futuros inciertos a la luz de una vela. Y el destino de las vans estaba escrito desde hace mucho tiempo. Es algo que he querido mucho y han hecho un monton de kilómetros conmigo. Así que relajo mis instintos, miro al puente y me quito los zapatos. Y me voy, porque tengo que irme, porque siempre hay que perder algo para ganar otras cosas. No miro atrás, no espero reacciones de la gente, me da igual.
Y antes o después todo llega, hasta el momento de poner fin a mi vida en Florencia, que ya no era vida sino nostlagia. Se terminó, fin, a otra cosa, sin ganas de esa otra cosa pero nadie dijo miedo.

jueves, 17 de julio de 2008

Te echaré tanto de menos. Cerraré fuerte los ojos hasta verte


Hoy no me encuentro bien. Para nada. Es uno de los peores días de mi vida. llevo desde anoche con una presión sobre el pecho que me ahoga. Odio las despedidas, hasta ahi llegamos. Pero es que ahora la ciudad que me ha hecho feliz se queda vacía de las personitas más importantes para mi. Y me vi en la estacion de tren despidiendo a gente que es muy importante en mi vida de ahora (la que he construido desde cero en esta ciudad, otro pais, yo que vine solo), de repente, tapando mis ojos vidriosos con las gafas de sol pero escapandose un rio de lagrimas a cada lado mientras cruzaba andando a paso ligero la estacion de santa maria novella. Alli empezó todo. Me acuerdo perfectamente de mis sensaciones al bajarme del tren y ver esa estación, la gente que iba y venia... y me senti tan pequeño entonces. Y ahora no es que me sienta pequeño, es mas bien una pena inmensa por algo inevitable, asi, de repente, sin darte tiempo a mirar atras. Y todo se acaba, lo sé. Si es verdad que esto es el fin, abrazate a mí.

martes, 8 de julio de 2008

Yo te acompaño a Cerdeña y tu a mi a Tropea

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras tu te empeñas en hacer otros planes"(John

Lennon)



Necesito tiempo. Es lo unico que verdaderamente preciso en estos tiempos que corren. Y corren muy rapido y se me escurren entre los dedos sin ninguna forma de pararlos. Llevo no se cuantas listas de cosas que aun tengo que hacer y lugares que no me puedo perder antes de volver. Volver, esta palabra siempre tiembla al ser pronunciada. Volver es el mejor de los destinos. El problema es que uno ya tiene muchos sitios a los que volver.



No sé cuantas despedidas me he tragado ya en estos ultimos dias. Son dias de tragos amargos y miradas empañadas. Lo mejor que se ha inventado son las gafas de Sol, que lo tapan todo (porque una mirada es todo) y porque no dejan que entre el Sol permitiendo llevar los ojos bien abiertos para poder ver todo. Todo. O nada. Ahora tengo al austriaco metiendo su vida en cajas. Se llevan sus cosas hoy. El se vuelve a casa en bicicleta (la que le regalamos no, porque esa se la robaron. otra que se ha comprado...). Si veis en las noticias a un erasmus que vuelve a casa en bici... es él. Lo admiro profundamente. Me despido de él hoy aunque se queda unos dias más. Pero es que yo me voy de nuevo a tierras sureñas. Necesito tachar un lugar de esos que viene en la lista que tengo a mi derecha. Y de nuevo a hacer horas y horas de interminables trenes y de ver pasar paisajes sin poder frenar y respirarlos mientras paseas.

Respirar, respirar.

About This Blog

About This Blog

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP