domingo, 17 de junio de 2007

Marck the knife (versión de M.Bublé)


"A veces hay que echarle un par de cojones a la vida" frase salida por la boca de uno de los profesores de Obstetricia no sé a cuento de qué pero estaba en medio del sufrimiento fetal.


¿Qué pasaría si un día te despertases y todo aquello en lo que tenías puestas tus ilusiones se esfuma, desaparece, se hace nada? Si eres escultor y te cortan una mano, si eres cirujano y te quedas ciego, si tu vida es cantar pero tu voz no volverá sonar, si tienes un hijo y le sobrvives. Supongo que el ser humano es fuerte y se adaptaría a las nuevas circunstancias arrastrando siempre el lastre de los sueños rotos. Venimos al mundo tan vulnerables que sorprende todo lo que podemos llegar a ser. ¿Somos conscientes del milagro que es el despertarnos cada día? ¿Hacemos nuestra vida más complicada de lo que en realidad es? Sí.
No sé por qué pienso en estas cosas a las 12 y media de un sabado noche. Creo que lo de estudiar sufrimientos fetales me está afectandome demasiado. El caso es que voy a volver a los apuntes, la vida es así de dura. Pero ya vendrá el verano...

5 comentarios:

Ilsa Lazlo(II) 17 de junio de 2007, 1:25  

Si me cortan una mano, moldearía con la otra. Si me quedara ciega, me guiaría por el tacto, que da mejor memoria. Si me quedara sin voz, usaría la de los demás. Si sobreviviera a mi propio hijo, me encargaría de que su memoria siguiera viva. Si mis ilusiones se esfumaran, buscaría otras. No somos fuertes, somos cabezones.
No sé por qué escribo esto a la 1y30 del sábado. Será que la lluvia que golpea el cristal no me deja dormir.

Vitote 17 de junio de 2007, 10:24  

Lo que en realidad le da peso específico a las victorias es el rival.Remontar es lo bonito en la vida. Por eso los neonatos cuando sobreviven no hay quien pueda con ellos. Si nos aferramos a la vida con dos cojones nunca jamás la soltaremos.
Sí, hacemos la vida más difícil de lo que lo es, es inherente a nosotros, pero es lo que nos ahce aprender y crecer, los retos.

El Nefrouro está en las últimas.

Seguimos en la brecha.

Aradiah 17 de junio de 2007, 12:10  

Joz! es verdad lo poquito que valoramos el día a día y cómo nos complicamos con mil y una tonterías...pero es nuestra propia fuerza la que hagamos frente a las adversidades!
Mejor estudiar la parte de obstetricia y tal que no historia de...bioestadistica... y parralladas varias que luego no ves apenas en tu día a día de trabajo.
Suerte con esos exámenes

Marga. 17 de junio de 2007, 13:26  

Imagina que eres pianista y te quedas manco de las dos manos.Entonces vas a una asociacion de mancos donde conoces a una chica que perdió las suyas por las minas anti-personas.Montais una ONG entre los dos.El presidente del pais decide nombrarte vicepresidente.Te casas con esa chica y tienes cinco hijos:un medico que salvará muchas vidas,un arquitecto que construirá un maravilloso palacio,una cantante que pone los pelos de punta,un pintor que expone en el prado,y un humorista que hace monólogos en un bareto los martes.Si nunca hubieses sido manco,no serias vicepresidente nadie se emocionaría con la cancion de tu hija ni con los cuadros de tu hijo, ni admiraria el palacio del otro, ni sería operado por un prestigioso cirujano, y por supuesto, tampoco iría al monologo de los martes.Que de risas se perdería la gente...

Melian 17 de junio de 2007, 15:34  

"sólo la ilusión trae desilusión y es tan fácil de caer" en realdiad no creo que fuera capaz de sobrevivir sin ilusiones ni esperanzas. Siempre queda algo por lo que seguir.
Hacía mucho que no me dejaba pasar por aquí, aunque te leo siempre. Un abarazo.

About This Blog

About This Blog

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP