jueves, 14 de junio de 2007

Las alas son para volar


"Los ángeles pueden volar porque se toman a sí mismos a la ligera" Gilber Keith Chesterton


..Y cuando se hizo grande, su padre le dijo:
- Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, me parece que sería penoso que te limitaras a caminar, teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.
- Pero yo no sé volar - contestó el hijo.
- Es verdad... - dijo el padre y caminando lo llevó hasta el borde del abismo en la montaña.
- Ves, hijo, este es el vacío. Cuando quieras volar vas a pararte aquí, vas a tomar aire, vas a saltar al abismo y extendiendo las alas, volarás.
El hijo dudó:- ¿Y si me caigo?
- Aunque te caigas no morirás, sólo algunos machucones que te harán más fuerte para el siguiente intento - contestó el padre.
El hijo volvió al pueblo, a sus amigos, a sus pares, a sus compañeros con los que había caminado toda su vida. Los más pequeños de mente le dijeron:
- ¿Estás loco? ¿Para qué? Tu viejo está medio zafado... ¿Qué vas a buscar volando? ¿Por qué no te dejas de pavadas? ¿Quién necesita volar?
Los más amigos le aconsejaron:
- ¿Y si fuera cierto? ¿No será peligroso? ¿Por qué no empiezas despacio? Prueba tirarte desde una escalera o desde la copa de un árbol, pero... ¿desde la cima?
El joven escuchó el consejo de quienes lo querían. Subió a la copa de un árbol y, con coraje, saltó... Desplegó las alas, las agitó en el aire con todas sus fuerzas pero igual se precipitó a tierra...
Con un gran chichón en la frente, se cruzó con su padre:
- ¡Me mentiste! No puedo volar. Probé y ¡mira el golpe que me di! No soy como tú. Mis alas sólo son de adorno.
- Hijo mío - dijo el padre - Para volar, hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como para tirarse en un paracaídas, necesitas cierta altura antes de saltar.
Para volar hay que empezar asumiendo riesgos.
Si no quieres, quizás lo mejor sea resignarse y seguir caminando para siempre.

Texto: Las alas son para volar, extraido de Cuentos para Pensar (Jorge Bucay). A alguien le ha hecho pensar?

Hoy no sería capaz de escribir nada coherente aunque me empeñe. Tengo la cabeza llena de fetos volando, mujeres con diabetes gestacional, tumores, infecciones durante el embarazo y no se cuantas cosas por el estilo. En un momento de despiste (de esos de contar cuantas moscas pasan) me doy cuenta del post-it que hay entre la fotos de la pared al lado de la cama. Está escrito el párrafo subrayado. Supongo que lo pondía ahí por algo. Digo yo.

Imagen: Noche estrellada de Van Gogh (nunca dejará de impresionarme)

4 comentarios:

Vitote 14 de junio de 2007, 21:42  

Uno se cansa de estar en tierra por no poder abrir las alas. Pero a veces aprecia lo que es tener los pies en tierra y sentirte útil allí abajo...

A mi obstetricia me encantó pero gine...horrible. Me encanta obstetricia porque se trata de traer gente al mundo de la mejor forma posible y no en evitar que se vayan. Es ese pequeño matiz alegre el que la hace especial.

A cuidarse!(consuelate yo me enfrento al nefrouro cual Teseo)

W. 14 de junio de 2007, 21:54  

Opino lo mismo. La Gine es lo más feo que se ha inventado desde la Hemato, pero la Obstetricia es bonita, sobre todo en prácticas. De los mejores momentos de la carrera esa pedazo de guardia en paritorio.
Animo con ese Nefrouro, seguro que tiene algun punto debil...
Un abrazo

Sofi 14 de junio de 2007, 23:33  

Madre mía... espero que acabes pronto los exámenes... jejejejej...

Ánimo con la Obstetricia! Antes pensaba que era infinitamente más bonita que la Gine pero, cuando las volví a ver en la academia... como que la Gine no es tan fea...

SUERTE a los dos...

Ingravida 15 de junio de 2007, 17:22  

¿Sabes? ese texto es exactamente la imagen mental q tengo de la erasmus: asumir riesgos y dar un largo salto al vacio, a ver a dónde nos llevan estas alas, q ya me duelen de tenerlas replegadas. Y volaremos, claro que si!

About This Blog

About This Blog

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP