jueves, 15 de noviembre de 2007

Que se paren los relojes

Después de la intensidad del fin de semana vino un principio de semana aun mejor.
Fui al concierto de INTERPOL en la sala Saschall de Florencia. Es el mejor concierto en el que he estado, lo prometo. Salí de alli flotando tras un autentico desfile de musica bien hecha, un absoluto buen hacer encima de un escenario y un autentico espectaculo de luz y sonido. Increible.
El guitarrista es genial, un autentico showman, mientras que el cantante destaca por una voz que no le temblo ni un solo momento.
Después vino todo lo demas, como por ejemplo perder el ultimo autobus que te lleva al centro porque estaba lleno o andar media hora con todo el relente fiorentino cayendo sobre mi osamenta.
Al dia siguiente volví a Lucca para comprobar que se habian caido las hojas de los arboles y contemplar lo tejados rojos desde lo alto. Aun hay gente que se pregunta Where is the happiness...Y aperitivo en el Zoe y tertulia en un piso, etc etc.
Hoy me quede dormido y quise que el mundo pasase delante mia pero al final alguien reventó la burbuja y me vi inmerso en unas aburridisimas practicas de neurofisiologia analizando electroenvefalogramas.
Solo decir que ya he empezado a estudiar trauma y me cuesta mucho mas de lo que pensaba. Entenderse se entiende pero es imposible estudiar algo de lo cual no sabes el significado de la mayoria de palabras (el diccionario y yo ya nos hemos hecho intimos...).
Nada más interesante que decir. Que me cuesta mucho sacar palabras ultimamente y que mi estado de animo actual lamentablemente no lleva el say hello to the angels sino un lastre triste por un cumulo de circunstancias que no pienso relatar por eso de no aburrir.

PD. Muchas gracias a mi visita estos dias...por llevarme a ver el mar y a contemplar tejados. Gracias por el libro de trauma y por la sal de la arena escondida en la leja. Prometo aprobar trauma a la primera, he dicho.

2 comentarios:

tu visita estos días 15 de noviembre de 2007, 19:11  

...tengo que dejarte o no voy a llegar, me gusta cuando duermes y odio madrugar. No tienes por qué sentirte mal, te echaré de menos hoy...(previsible, lo sé)

Vitote 15 de noviembre de 2007, 23:25  

jajaja ha dicho falo jajaja...me han dado un golpe muy chungo en el entrenamiento de hoy siento no estar más lúcido...

A cuidarse

About This Blog

About This Blog

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP