jueves, 17 de julio de 2008

Te echaré tanto de menos. Cerraré fuerte los ojos hasta verte


Hoy no me encuentro bien. Para nada. Es uno de los peores días de mi vida. llevo desde anoche con una presión sobre el pecho que me ahoga. Odio las despedidas, hasta ahi llegamos. Pero es que ahora la ciudad que me ha hecho feliz se queda vacía de las personitas más importantes para mi. Y me vi en la estacion de tren despidiendo a gente que es muy importante en mi vida de ahora (la que he construido desde cero en esta ciudad, otro pais, yo que vine solo), de repente, tapando mis ojos vidriosos con las gafas de sol pero escapandose un rio de lagrimas a cada lado mientras cruzaba andando a paso ligero la estacion de santa maria novella. Alli empezó todo. Me acuerdo perfectamente de mis sensaciones al bajarme del tren y ver esa estación, la gente que iba y venia... y me senti tan pequeño entonces. Y ahora no es que me sienta pequeño, es mas bien una pena inmensa por algo inevitable, asi, de repente, sin darte tiempo a mirar atras. Y todo se acaba, lo sé. Si es verdad que esto es el fin, abrazate a mí.

4 comentarios:

A. 18 de julio de 2008, 2:17  

El final, casi nunca, se deja ver antes de llegar.
Eso si, es inevitable: las cosas siempre tienden a mutar.






ánimo... que lleguen pronto los días mejores!

xxxooo

Ingrávida 18 de julio de 2008, 20:47  

Yo te abrazo, pequeño. Dejaremos de sangrar, la sonrisa se hara mas ancha ...y todo lo que ganamos?

disfruta en cracovia, disfruta!

Vitote 21 de julio de 2008, 1:02  

Todo lo que se vive se graba en nosotros, la verdad es que los finales no existen, sólo los puntos y aparte, pronto llegará el próximo párrafo ya lo verás.

A cuidarse

W. 23 de julio de 2008, 20:54  

y tanto que se graba, y tanto. Ay, si tu supieras...;)


Ya he vuelto de...ejem...Polonia. Ahora saco un rato y escribo

About This Blog

About This Blog

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP